¿Por qué se debe realizar un análisis de alimentos?

Con el trabajo realizado en un laboratorio de análisis de alimentos se pueden evitar problemas de salud, como infecciones o intoxicaciones alimentarias, que pueden traer graves consecuencias. Gracias a estos análisis se les puede garantizar a los consumidores el mejor control de calidad en los productos.

Estos análisis dependen del tipo de alimento que sea (lácteos, carnes, entre otros), y nacen debido a la gran necesidad que tiene el hombre de saber qué sustancias y nutrientes están entrando en su organismo.

Existen alimentos de los que todavía se desconocen sus componentes; a su composición natural se le suman los aditivos que posiblemente se agregaron en su procesamiento, así como también contaminantes potenciales (químicos o biológicos). Con estos procesos se busca conocer su exactitud y sensibilidad, además de la selectividad, entre otros.

Es importante destacar que es de vital necesidad saber seleccionar cuál técnica de análisis es la más adecuada, con base al tipo de alimento o motivo del estudio. 

Al llevar a cabo este tipo de procesos de control se toman muestras, de manera que se investiguen desde las superficies, manipuladores, materia prima y el producto terminado, que luego es trasladado a las instalaciones del laboratorio para su correcto análisis.

Entre estos, los más reconocidos son los siguientes:

  Detección y diferenciación de especies animales en muestras frescas y procesadas.

  Control de residuos de medicamentos.

  Detección de organismos transgénicos.

  Detección de contaminantes.

  Control microbiológico.

  Control físico-químico.

Con el proceso de control microbiológico realizado en un laboratorio se puede identificar la presencia de microorganismos y bacterias como la Salmonella, Campylobacter o Estreptococos. Con los controles físico-químicos en los alimentos se analizan elementos como la acidez, el calcio, gluten, grasa, vitaminas o proteínas.

El análisis sensorial es de vital importancia para poder llevar a cabo un correcto análisis de alimentos. Este se realiza mediante el uso de los sentidos.

Es una herramienta eficaz para evaluar el control de calidad y aceptabilidad de un producto alimenticio, puesto que cuando este se quiere comenzar a comercializar debe cumplir una serie de requisitos mínimos (higiene, inocuidad y calidad del producto), para que este pueda ser aceptado por el consumidor.

 

Los requisitos son mayores cuando el producto debe ser protegido por un nombre comercial, debido a que es necesario que posea las características adecuadas que dan respaldo a su reputación como producto comercial.

 

Deja tu Comentario

Suscríbete a nuestro blog

MEDIEMPRESA

Se compromete a satisfacer las necesidades de sus clientes mejorando continuamente sus procesos, cumpliendo con los requisitos contractuales, legales y normas nacionales e internaciones de calidad, con personal motivado y competente que brinde una atención oportuna y amable.

INFORMACIÓN DE CONTACTO

  • Dirección:
    CRA 48 N° 60-24 Prado Centro
  • Teléfono:
    PBX – 444 38 88 opción 3
  • +57 318 4095510

UBICACIÓN

© 2019 Mediempresa - Todos los derechos reservados